Seleccionar página
Las Recetas del Duende

Las Recetas del Duende

La casa estaba en silencio. Todos dormían. Nada hacía presagiar lo que se estaba preparando.

En la cocina el frigorífico comenzó a moverse, y dentro se escuchaban gritos.

¡No aguanto más, dijo el pimiento rojo: Esta casa es un aburrimiento. ¡Y que lo digas!, dijo el tomate. Yo echo mucho de menos estar en una buena ensalada de maíz tierno, atún y aceitunas.

¿Y qué me decís de mí?, preguntó el plátano. Yo ayudo a que los niños estén bien fuertes.

Y yo, y yo –gritó una pequeña mandarina-: yo estoy súper-riquísima y ayudo a que los niños y niñas no se resfríen.

Pues yo, dijo la lechuga, soy de lo más importante, porque ¿qué serían las ensaladas sin mí?

Bueno, bueno, dijo el pepino: la zanahoria y yo hemos pensado que hay que ayudar a estos niños a que aprendan lo riquísimos que estamos y lo bueno y necesario que es que nos coman.

,Vale, dijo la manzana, pero ¿cómo lo vamos a hacer?

Bien, dijo la naranja muy bajito: Un día vi que el limón y la fresa tenían un pequeño librito de recetas divertidas que estaban hechas para niños y niñas. Se lo regaló un abuelito duende que las preparaba y las ponía en las cocinas de las niñas y niños a los que no les gustaba ni la fruta ni la verdura.

 ¿Y sirvió para algo?, insistió la manzana.

Pues sí, le contestó el plátano, porque en las casas donde hacían esas recetas, a las niñas y niños les encantaban.

Entonces dijo la lechuga con entusiasmo: Pues venga, manos a la obra: Hay que llamar al duende y que se ponga a hacer esas recetas.

Al día siguiente, en la mesa de la cocina había una nota y muchos platos estupendos hechos con las recetas del duende.

La nota decía así:

Queridas niñas y niños: Soy el duende Mampantín. Estas recetas de cocina las he hecho para que las probéis, que, seguro, os encantarán.

¡Ah!… y son facilísimas de hacer. Intentadlo con vuestras mamás y vuestros papás. Firmado: El duende Mampantín. Si queréis más recetas, dejadme una nota en la mesa de la cocina y os traeré muchas más.

 

A continuación podéis ver en fotos esas ‘recetas del duende’.      FIN

© M T Carretero

El tronco con un plátano, las palmas gajos de mandarina, la base manzana.

El humo con tiritas de pimiento, y también en el contorno de la puerta;  la parte central y periferia pan de molde o similar, el sol, ventanas y puerta con queso. La partición de la puerta mortadela y asimismo los ositos (troquelados).

Reloj: Para el centro un corte circular de naranja, alrededor arándanos; las marcas de las horas con astillitas de bizcocho o chocolate y sobre las 12 un bombón .

La Joven del Cántaro

La Joven del Cántaro

Andrea era una joven que vivía con su abuela y su perro en una casita de la montaña. Junto a la casa había un terreno en que cultivaba verduras y frutas. También criaba gallinas, conejos y unas ovejitas. Siempre estaba pensando Andrea en arreglar la cocina de su...

Sultán Perro Pastor

Sultán Perro Pastor

Un pastor cuidaba sus ovejas con la ayuda de Sultán su perro ovejero. José, el pastor, quería mucho a su perro, lo había cuidado desde cachorro. Lo instruyó como perro ovejero y lo convirtió en el mejor perro guardián de ovejas de toda la comarca. Sultán siempre...

El Don de Fortunato

El Don de Fortunato

Fortunato era un niño muy especial. Antes de nacer Fortunato, su madre, Celia, tuvo una visión muy extraña: Se le apareció una mujer muy guapa con un vestido cuajado de estrellas de mil colores. Tenía una piel muy blanca, los  ojos de color miel y unos labios rojos...

El Bocata de Pepito

El Bocata de Pepito

Pepito vivía en un pueblecito con sus papás. Iba al colegio; le gustaba mucho jugar con sus amigos y escuchar las explicaciones de su seño Ana. Un día la seño explicaba mates y le preguntó: Pepito, Cuánto son dieciocho más doce? That’s  thirty, respondió el niño....

Pipo, el Abejorro Rojo

Pipo, el Abejorro Rojo

Había una vez una familia de abejorros que vivían en un árbol del bosque. Todas las mañanas salían con sus hijos Pipo y Suki a buscar comida. Una vez se adentraron en el bosque y Pipo se quedó atrás mirando mariposas y pajarillos que jugaban al corro. De pronto Pipo...

El León y el Conejito

El León y el Conejito

Un león paseaba por la selva, muy enfadado. Rugía sin parar grr. grr. grr., tengo hambre, tengo mucha hambre. Los animales se escondían, se subían  a los árboles, cuando el león tenía hambre, pues se ponía furioso. Se cruzó con  un conejito. Hola  señor león, buenos...

Yala, la Niña Africana

Yala, la Niña Africana

El verano se presentaba muy especial para María. Compartiría sus vacaciones con una nueva amiga, en la casa del pueblo, con sus abuelos. Mientras preparaba las maletas preguntó a su madre: ¿Cómo has dicho que se llama? -Yala, hija, Yala. -¿Y de dónde dices que es? -De...

Lágrimas de Chocolate

Lágrimas de Chocolate

En Vereda azul, el pueblo de Carlitos, hay una escultura en la plaza, la estatua de un vecino llamado Ginés. Fue muy querido por los niños y niñas del pueblo. Él había ayudado con su dinero a construir la escuela, el polideportivo y la biblioteca. Un domingo, Carlitos...

La Niña del Faro

La Niña del Faro

Nieves vivía en la ciudad con su familia. Una noche, después de la cena, le dijeron sus papás: queremos contarte algo. ¿Qué es? preguntó Nieves. Mira, dijo su papá: me he quedado sin trabajo y tenemos que irnos a vivir en casa de los abuelitos. Tendrás que dejar el...

El Avestruz Federico

El Avestruz Federico

Esta es la historia de Federico, un avestruz blanco como el algodón,  con plumas  tan suaves que al tocarlas  parecen de seda y huele tan bien que da gusto estar a su lado. La historia comenzó cuando Belén paseaba por unos campos cerca de su casa. Encontró una piedra...

El Niño y la Rosa

El Niño y la Rosa

Pedrito vivía en una casa con jardín. Había en él árboles y flores de muchos colores. Su mamá cuidaba con esmero los rosales. Los tenía de rosas blancas, rosadas, azules, amarillas… Su rosal favorito era uno de rosas rojas con un perfume único. Lo habían traído del...

Gato Sibi y Sabueso

Gato Sibi y Sabueso

El gato Sibi vivía en una granja con muchos otros animales. Era pequeño y le gustaba observar todo lo que se movía: una bobina de hilo, una pluma de pato, una madeja de lana… Era capaz de pasar largo rato corriendo tras las mariposas o persiguiendo algún pajarillo. No...

El Caballito de Mar

El Caballito de Mar

Cristina pasaba las vacaciones de verano en el Mediterráneo con sus tíos y sus abuelos Antonio y Pepi. Ese año Cristina estaba muy contenta porque había aprendido mucho en el cole y había sacado buenas notas. De todos los trabajos que había hecho el que más le gustaba...

Juanito y las Alubias

Juanito y las Alubias

Hace mucho tiempo, en un pueblo cerca de Londres vivía una viuda con su único hijo Juanito. Eran muy pobres: solo tenían una vaca. –No nos queda dinero ni para comprar el pan, -dijo, preocupada, la madre; pero aún tenemos la vaca. Juanito propuso vender la vaca...

Un Amigo Invisible

Un Amigo Invisible

Eulalia era una anciana que vivía sola;  poco a poco se había quedado el pueblo sin gente; ni un solo amigo: se habían ido yendo todos a la ciudad, los jóvenes y los mayores. Se cerró el colegio, también la iglesia, las tiendas… Ella estaba a gusto sola, pues era muy...

La Pompa Aventurera

La Pompa Aventurera

Un niño jugaba en la calle con un bote de pompas. Cuando comenzaban a salir las pompas, nuestra pompa, Bibi era su nombre, vio que un grupo de tres salieron juntas. Ella aprovechó para salir rápido y marcharse a vivir una aventura. Estaba muy contenta; nunca había...

El Árbol Gruñón

El Árbol Gruñón

En un hermoso bosque volaba una mañana una abeja cerca de un árbol haciendo círculos y persiguiendo a un conejo. ¡Abeja loca, déjame en paz!, gritaba el conejo. No puedo, decía ella; hoy empieza la primavera y mis alas no dejan de moverse. -¿Quéeee? -Sí: ayer nevó y...

El Disfraz de Carnaval

El Disfraz de Carnaval

Una tarde después de salir del cole Ángel se quedó un rato en el parque. Estaba triste porque faltaba una semana para el Carnaval y no tenía disfraz. En el recreo habían estado hablando de los disfraces: Yo iré de astronauta dijo Paloma; Yo iré de extraterrestre, dijo...

El Pirata Malapata

El Pirata Malapata

En un puerto de la isla de Antigua estaba anclado el barco del pirata Malapata. Era un pirata serio, de mal carácter y poco hablador. Por su poca suerte le llamaban Malapata. Le gustaban los perros, los loros y las peleas… hasta que en una de ellas perdió un ojo y una...

El Deseo de la Reina

El Deseo de la Reina

En el Reino de la Frontera, la reina Úrsula vivía muy feliz con su marido el rey Julián. Úrsula gustaba de pasear por los jardines del palacio y visitar la biblioteca, donde se entretenía leyendo  historias y libros de ajedrez. Un día vino su prima a visitarla. Le...

La Peonza Presumida

La Peonza Presumida

Había una vez una peonza que no quería jugar con los niños y niñas. Era muy bonita y al sol parecía de charol. Las otras trompas le decían: juega con las niñas y niños; es muy divertido. A nosotras nos han hecho para jugar. Pero ella no quería mancharse ni rodar por...

Anita Niña Desordenada

Anita Niña Desordenada

Anita vivía con sus papás en una bonita casa. Era estudiosa pero también muy desordenada. Su mamá le decía: las cosas deben estar ordenadas: algún día necesitarás algo y no lo encontrarás. Ella respondía: yo sé dónde está cada cosa y nunca se me pierde nada. La mamá...

El Juguete Triste

El Juguete Triste

La tienda de juguetes en el mes de diciembre era como un mágico torbellino. Las estanterías estaban repletas de juguetes, dispuestos para ser recogidos por los mensajeros de Santa Claus y de los Reyes Magos. Yo sé bailar y cantar, decía una muñequita, a mí me...

Pajaricos en el Jardín

Pajaricos en el Jardín

Felipe era un niño que amaba los pajaricos.  Su casa tenía un bonito jardín con muchos árboles. Cuando llegó el otoño, los árboles empezaron a desprenderse de las hojas que cubrían sus ramas. A Felipe le gustaba ver cómo caían las hojas. Si hacía viento,  caían muy...

Preparando Halloween

Preparando Halloween

   ¡Reunión general!, gritó la bruja jefa. ¡Hay que ensayar! Solo falta una semana para el gran día. A ver: estáis todas y todos? -No, respondió una pequeña araña; Picky está revolcándose en el barro y despeinándose el pelo; dice que en el último ensayo le reñiste...

Lola la Caracola

Lola la Caracola

Lola era una caracola que vivía en una playa. Iba creciendo y ya había cambiado de caparazón dos veces. Ahora tenía un gran problema: Había crecido mucho y ya no cabía en su  caparazón. Tenía que salir de él y temía quedar desnuda y sin casa. Cada día se despertaba...

Juanito y los Colores

Juanito y los Colores

Juanito era un niño que vivía en el campo con sus papás. Era pequeño y aún no iba al colegio. Se divertía jugando con las piedras y persiguiendo a las gallinas. A veces ayudaba a su mamá en pequeñas tareas. Un día su mamá le dijo: Juanito, tráeme de la cocina el...

Las Recetas del Duende

Las Recetas del Duende

La casa estaba en silencio. Todos dormían. Nada hacía presagiar lo que se estaba preparando. En la cocina el frigorífico comenzó a moverse, y dentro se escuchaban gritos. ¡No aguanto más, dijo el pimiento rojo: Esta casa es un aburrimiento. ¡Y que lo digas!, dijo el...

La Escuela de Hadas

La Escuela de Hadas

 Había un pueblecito de hadas en un bosque muy frondoso. El pueblo tenía una plaza donde se reunían para las cosas importantes; también tenía una escuela, una guardería, un gimnasio y una biblioteca. No tenía ni tiendas, ni médico, porque las hadas utilizaban su...

El Huerto de los Cuentos

El Huerto de los Cuentos

El huerto de Juan había dado ese año una cosecha muy buena de naranjas y él estaba muy contento. Las fueron cogiendo y poco a poco los árboles quedaron vacíos. En un rincón del huerto, una pequeña naranja esperaba feliz a que se la llevaran. –Hasta luego, le dijo otra...

El Secreto del Rey Midas

El Secreto del Rey Midas

Hace muchísimos años había en Grecia unos seres muy importantes que eran los dioses. Tenían muchos poderes mágicos. Apolo era uno de ellos. Siempre estaban inventando juegos y fiestas para divertirse. Un día Marsias le dijo a Apolo: Yo toco la flauta mejor que tú....

Los Dos Viejecitos

Los Dos Viejecitos

En una casita en el bosque vivían una vieja y un viejo. Eran muy pobres y tenían un pequeño huerto. Era un año muy, muy frío y lo que tenían plantado se heló; solo les quedaba una pequeña calabaza en el huerto. Todos los días miraba el viejo la pequeña calabaza y...

El Cepillito de Dientes

El Cepillito de Dientes

Ángel tenía tres años. Un día fue con sus papás de paseo y vieron en una tienda un cepillo de dientes precioso y se lo regalaron. Sus papás le explicaron: sirve para lavarte los dientes después de comer y de cenar. Si así lo haces, los tendrás preciosos. Ángel no les...

El Caramelo Melo

El Caramelo Melo

El caramelo Melo iba muy contento con sus compañeros en una bolsa de celofán que llevaba un niño en la mano. Me los comeré cuando llegue al parque, pensó el niño. Me sentaré en el parque, tomaré un caramelo de limón y lo chuparé lentamente hasta que se deshaga en mi...

El enfado de Gallo

El enfado de Gallo

En un pueblecito vivía una familia que desde hacía muchos años se dedicaba a criar gallinas y gallos en un gran corral donde los animalitos se movían a sus anchas. Convivían en él gran número de gallos, gallinas y algunos polluelos. María, la dueña, cada mañana...

El susto del Rey Sandalio

El susto del Rey Sandalio

Estaba el Rey Sandalio en su palacio, cuando sintió hambre. Llamó a sus criados. Nadie vino. ¡Pero qué despistado soy: si están todos en el bosque!. Les di permiso para acompañar a la reina y la princesa. Bueno, se dijo: No será tan difícil llegar a la cocina. Seguro...

Kalibú el Patito Negro

Kalibú el Patito Negro

Había una vez un hermoso bosque donde vivían muchos animales; todos eran muy felices. Los más pequeños jugaban en los prados, cubiertos de fina hierba y poblados de amapolas y margaritas. Todos se conocían, pues sus familias habían vivido en ese bosque generación tras...

El Niño que No se Podía Dormir

El Niño que No se Podía Dormir

-Un  niño no podía dormir.  Llamó a su papá: Papá, ven, que no puedo dormir.  El papá fue rápido a su habitación. ¿Por qué no puedes dormir?, preguntó. Porque entra la luz por la ventana. -Pues, correremos la cortina, dijo el papá.  Señorita cortina,...

El Hada y la Brujita

El Hada y la Brujita

Marila, joven hada, vio por primera vez a la niña una mañana paseando por el bosque . Tras unos pinos divisó una casita. Se acercó y la vio jugando con un gato. A través de la ventana pudo ver ropa por el suelo, platos en la mesa con restos de comida y mondas de...

Karioka la bruja tonta

Karioka la bruja tonta

Carioca era una joven bruja. Vivía en un pueblo pequeño. No tenía amigos, y su única compañía era un gato negro al que faltaban varios dientes y que siempre estaba sonriendo. A Carioca no le gustaban los niños, y lo que más le molestaba era sus risas y sus juegos: eso...

El Fantasmita Miedoso

El Fantasmita Miedoso

Blanqui era un fantasmita muy miedoso. Sus amigos fantasmas lo sabían y se burlaban de él. Eh, tú, le decían: ¿a quién has asustado hoy? Blanqui respondía Pues…, pues… a nadie aún. ¿Y a qué esperas?, pronto se hará de día. El fantasmita se ponía rojo y se marchaba,...

La Lechuga Afortunada

La Lechuga Afortunada

Caminaba una lechuga junto a la carretera. Iba seria, molesta, algo triste. Esa mañana habían recogido las lechugas del huerto donde vivía. Era algo flacucha y pensaron que en el mercado nadie la compraría. La abandonaron en el suelo junto a una caja verde. A la...

Marta y la Gaviota

Marta y la Gaviota

A Marta le gustaba mirar las gaviotas cuando de mañana sobrevolaban la playa en dirección sur. Iban en grupos grandes y pequeños, o solas. En un grupo vio una gaviota muy blanca: parecía de algodón. Cuando por la tarde volaron sobre la playa para recogerse a dormir,...

Los Abrazos de Cristina

Los Abrazos de Cristina

Cristina y Carlitos eran compañeros y amigos del cole, se conocían desde que iban a preescolar. A menudo  hacían los deberes juntos. Un día la niña invitó a su amigo Carlitos a merendar en su casa. Merendaron fruta y un pastel de nueces que había hecho Elena, la mamá...

 

 

 Ingredienes de estas palmeras:

plátanos, mandarina, manzana la base.

Casita: pan de molde,

tiritas de pimiento queso en puertas y ventanas y el sol, ositos (troquelados )

de mortadela.

 

Reloj: Corte circular de naranja

arándanos alrededor, bombón arriba

tiritas de cereza en las horas.

 

.